MÁS NOTICIAS
Galería. Así vio la inspiración de André Viard… la Puerta Grande de Carlos Olsina en IstresLa galería de Elsa Vielzeuf así vio… triunfar a Carlos Olsina en IstresOrden de lidia de los toros de Jandilla y Vegahermosa para la Corrida In Memoriam de Las Ventas (Fotos y vídeo)Algemesí hace oficial el elenco ganadero para su feria de novilladasVíctor Hernández, finalista de la Copa Chenel 2024Carlos Olsina, el triunfo de la perseverancia‘Vendimiador’ de Jandilla abre la corrida In Memoriam homenaje a ‘Antoñete’Víctor Hernández primer finalista de la Copa Chenel 2024Homenaje a Antonio Chenel “Antoñete”, inmortal torero de la movida.Antoñete, así que pasen los añosJoselito: «El año de mi retirada no me fui en Zaragoza, sino en Sevilla, con un toro de Manolo González»‘Salta’ la millonaria venta de una finca brava entre ganaderías emblemáticas como Murube o El ToreroLa rotundidad de Ginés Marín y la torería de Talavante y Roca Rey, a hombros en Plasencia En Istres… ¡La Hermosa tarde de Christian Parejo quien cortó cuatro orejas!Un rotundo Ginés Marín corta cuatro orejas para salir a hombros con Talavante y Roca Rey en Plasencia (Fotos y Video)Luis David Adame corta una oreja en la primera semifinal de la Copa Chenel en Valdetorres de Jarama (Fotos)La galería de Elsa Vielzeuf así vio… a Christian Parejo, Leo Valadez y Castella en IstresPresentada la guía Bravo Madrid, con actividades para conocer ganaderías madrileñasGalería. Así vio la inspiración de André Viard… la Puerta Grande de Christian Parejo en IstresChristian Parejo se postula como futuro del toreo en Istres 
16 junio 2024

.

A la memoria de Víctor José López «El Vito»

Víctor José López «El Vito», uno de los grandes cronistas taurinos venezolanos que dejó un importante legado con sus conocimientos y excelente prosa en defensa de los valores de la Tauromaquia. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).





por: Rafael Dupouy Gómez

Con sorpresa recibí, el viernes 24 de marzo de 2023, la triste noticia de la desaparición física, a los 82 años de edad, de mi buen amigo Víctor José López «El Vito», gran cronista taurino venezolano, quien marcó una época entrañable, llena de gratos recuerdos de aquellos años de mi infancia en los que comenzaba a palpitar en mi corazón la afición por la Fiesta Brava.

Desde ese entonces, mis hermanos y yo, gracias a la gran pasión taurina sembrada por nuestro querido abuelo Florencio Gómez Núñez, comenzamos a coleccionar e interesarnos en la lectura de las crónicas de magníficos revisteros que eran auténticos maestros con los que tuvimos la fortuna de hacer amistad como don Oswaldo Pérez Esteves «K. Pita Lino», Carlos Eduardo Misle «Caremis» y el Dr. José Antonio «Pepe» Cabello, entre otros, grandes figuras del periodismo taurino nacional de las que bebió de su fuente Víctor José López «El Vito», aprendiendo bien el oficio, destacándose por su estilo particular de escribir, exponiendo su criterio en forma didáctica, aplicando sus sabios conocimientos, siempre contribuyendo en apoyar y estimular la muy sacrificada y difícil profesión de torero. Escribió y publicó muchos artículos recordando a mi abuelo Florencio Gómez Núñez y a nuestra familia de lo cual estoy profundamente agradecido. Igualmente, compartió varios de mis escritos de mi blog «Historias Taurinas» en el suyo «A los Toros».

El maestro José Mari Manzanares, brinda la muerte de su toro a dos grandes exponentes de la crónica taurina venezolana, el Dr. Pepe Cabello y Víctor José López «El Vito» en la plaza de toros de Alicante. Foto: Cano. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Víctor José López Lazo, «El Vito», nació en Caracas, Venezuela, el 3 de agosto de 1940. Fue un destacado periodista deportivo, hombre de los medios de comunicación, cronista taurino y aficionado práctico, interviniendo en varios tentaderos y festivales en ruedos venezolanos y extranjeros, específicamente en México, país que visitó en varias ocasiones y en donde cultivó grandes amistades.

«El Vito» fue siempre un apasionado del toreo y como aficionado práctico participó en tientas y numerosos festivales. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Su gran afición taurina nació, luego de presenciar, a los nueve años de edad, en el ruedo del Nuevo Circo de Caracas, Venezuela, el 11 de diciembre de 1949, una sensacional corrida de toros, siendo el empresario mi abuelo Florencio Gómez Núñez, bajo la organización de su compadre José Luis de Benito. Componían el cartel Luis Miguel Dominguín, el ídolo venezolano Luis Sánchez Olivares «Diamante Negro» y el mexicano Antonio Velázquez. Se lidiaron toros de la ganadería colombiana de Vistahermosa. Los tres matadores salieron a hombros por la puerta grande, cortando un total de diez orejas y dos rabos. Esta corrida de toros ha sido considerada como la mejor que se ha presentado en la historia del Nuevo Circo de Caracas.

Víctor José López «El Vito», inició su carrera periodística en el diario «El Nacional» de Caracas, Venezuela, en 1967, como suplente del reconocido cronista taurino Carlos Eduardo Misle «Caremis».

Integró el grupo de miembros fundadores del diario deportivo «Meridiano» de Caracas, Venezuela en 1969. Posteriormente, se convirtió en Jefe de Redacción y después Director, durante varias décadas. Igualmente, le tocó dirigir «Meridiano Magazine».

Víctor José López «El Vito» en compañía de la máxima figura del toreo venezolano, nuestro gran César Girón. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Publicó algunas de sus crónicas en la revista «Venezuela Taurina», dirigida por don Antonio Aragón. Fue corresponsal en Venezuela del Semanario Taurino «El Ruedo» de Madrid, director de la revista «A los Toros», colaborador del Semanario «La Pica», crítico taurino de las revistas venezolanas «Bohemia», «Momento» y «Zeta» de la capital, y otros órganos informativos dedicados a la Fiesta Brava.

Sus conocimientos del arte taurino los ha expresado en sus crónicas y en las conferencias que ha dictado en Caracas, Valencia, Ciudad de México, Bogotá, Córdoba, Isla de Las Azores y Madrid, entre otras.

Participó frecuentemente en muchas tertulias organizadas por la Peña Taurina «Eleazar Sananes» y por grandes amigos en los restaurantes «Cuchilleros», «Gallegos» y «El Hostal de La Castellana». «El Vito» fue galardonado por la Peña «Eleazar Sananes» en tres ocasiones, como «Crítico Taurino del Año»; una vez, por la Peña «Alí Gómez» y otra, por la Peña «Los Sauces» de Valencia por sus transmisiones radiales.

En la Corrida de la Prensa del año 1970, Víctor José López «El Vito», estuvo presente en compañía de Abelardo Raidi, quien aparece entregando el premio la «Pluma de Oro» al matador de toros venezolano Efraín Girón, triunfador de la tarde, en la plaza Monumental de Valencia, Venezuela. Foto: García S. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Se destacó por su trabajo en televisión durante varios años, con su participación en el espacio «Meridiano en La Noticia», segmento deportivo del noticiero estelar de Venezolana de Televisión (VTV).

En radio, se desempeñó por una década como Vicepresidente de Información del Circuito AM y FM Center.

Libro «César Girón, Venezuela Vestido de Luces» con dedicatoria que dice: Marzo 1997. A mi querido amigo Rafael Dupouy estupendo y entusiasta aficionado a los toros. Atte. Víctor José López. Caracas. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

«El Vito», escribió importantes obras literarias sobre la Fiesta Brava y su historia, como: «Fragua de Toreros», «Solera Brava», «Yo, Girón» sobre la figura de Curro Girón, «César Girón. Venezuela Vestido de Luces», «Memoria de Arena» y «Garfias, el toro de México», su último libro, editado en 2021 en Madrid. 

«El Vito» como columnista de diversas publicaciones nacionales y en el exterior; fundó revistas y corresponsalías de medios internacionales. Su larga, encomiable y fructífera trayectoria fue reconocida siendo electo Presidente de la «Unión Mundial de Periodistas Taurinos».

Obtuvo importantes reconocimientos durante su carrera periodística: Los premios Periodista del Año por el Instituto Nacional de Deportes (IND); las órdenes Francisco de Miranda y Mérito al Trabajo, ambas en primera clase; Orden Rómulo Gallegos y Cecilio Acosta; y el Premio Abelardo Raidi, que otorga la sección continental de la Asociación Internacional de Periodistas Deportivos de América, AIPS América; entre otros merecidos galardones.

Compartiendo la admiración, amistad y compañía de importantes figuras del toreo mundial. Arriba, de izquierda a derecha: Víctor José López «El Vito» con Paco Camino y Santiago Martín «El Viti». Abajo, de izquierda a derecha: El cronista con José Mari Manzanares y el «Niño de la Capea». (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Algunos de los toreros venezolanos que más admiró, fueron los hermanos Girón, César, Rafael, Curro y Efraín, César Faraco, con quienes cultivó una buena amistad. Conocía y tenía predilección por la Fiesta Brava mexicana y sus encastes. Fue un gran entusiasta de las figuras del toreo mexicano como Manolo Martínez, David Silveti y Eloy Cavazos. El argentino-peruano Raúl Acha «Rovira». Los diestros españoles que más le cautivaron por su toreo fueron Paco Camino, Santiago Martín «El Viti», Antonio Chenel «Antoñete», José Mari Manzanares, Pedro Gutiérrez Moya «Niño de la Capea» y Tomás Campuzano, entre otros, con quienes mantuvo un cordial afecto.

A LOS TOROS Y «SIN PARALELO»

Víctor José López «El Vito» y su fraternal amigo Federico Núñez, pareja fundamental en la conducción del programa taurino de televisión «A los Toros», transmitido por Venezolana de Televisión (VTV), Canal 8. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Resultan de grata recordación para mi memoria sus inolvidables y amenos programas de radio y televisión como «A los Toros» en compañía de su entrañable amigo y compañero Federico Núñez, transmitido por Venezolana de Televisión Canal 8. En ese magnífico espacio nos presentaban las mejores faenas realizadas en las Ferias españolas, mexicanas y venezolanas. Muy acertados y amenos fueron siempre sus comentarios, llenos de pasión por la Fiesta Brava, complementados con los datos estadísticos del popular Nelson Arreaza. Algunos de esos programas todavía los conservamos digitalizados en nuestros archivos. 

Resulta igualmente de gratos recuerdos para mí, hacer referencia a su popular y muy leída columna «Sin Paralelo» en el diario matutino «Meridiano» en donde aparecían interesantes noticias de variedad que incluían curiosas anécdotas, breves reseñas e informaciones, fundamentalmente, dedicadas a la farándula, el deporte en general, la Fiesta Brava y otros temas de actualidad nacional e internacional.      

A la izquierda: Acto en los salones de «La Casa Grande». El ganadero Marcos Branger, en presencia de Víctor José López «El Vito», agradeciendo la Placa de Reconocimiento, por el maravilloso encierro de «Tarapío» lidiado en la novillada que resultó el mejor de la temporada de 1973. A la derecha: El cronista Víctor José López «El Vito» y su señora. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Durante un festival de izquierda a derecha: Curro Girón, Bernardo Valencia, Víctor José López «El Vito» y Celestino Correa. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

A Víctor José López «El Vito», lo conocí de niño en la época que frecuentaba en Maracay la quinta «Villa Cristina», propiedad de mis tíos Ramón Martínez Ruí y Cristina Gómez de Martínez, padres de mi primo Carlos Martínez Gómez, el «Príncipe del Toreo», con quien tuvo una entrañable amistad. En ocasiones, cuando visitaba la casa, nos encontraba practicando el toreo de salón. Mis primas, Cristinita y Carmen Elena, también fueron muy amigas de «El Vito», compartiendo los momentos de la carrera de Carlitos como novillero y luego como matador de toros, cuando recibió la alternativa de manos de Luis Miguel Dominguín en presencia de Sebastián Palomo Linares, el 17 de junio de 1972, en la Monumental de Valencia, Venezuela, en la Corrida de la Municipalidad. Carlos, brindó el toro de su doctorado de nombre «Saleroso», número 83, con 446 kilos, de la ganadería mexicana de Chucho Cabrera a Víctor José López «El Vito». El segundo toro que le correspondió esa tarde, se lo brindó a mi abuelo Florencio Gómez Núñez, quien ocupaba la primera fila en la barrera de sombra.

En octubre del año 1972, en la Maestranza de Maracay, «El Vito» le entregó el Trofeo de Triunfador al novillero colombiano Enrique Calvo «El Cali», quien se presentó junto a los novilleros venezolanos Antonio Arteaga y Freddy Girón, ante novillos de la ganadería «Los Aranguez». «El Cali» cortó una oreja, al toro «Cariñoso», N° 19, con 392 Kgs. de peso. Aparecen en la foto su gran amigo, el veterinario y ganadero, Dr. Alberto Ramírez Avendaño y su pequeño hijo. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

En septiembre de 1973, estuvo presente con la entrega del premio «La Oreja de Plata», del diario «El Universal», al novillero triunfador, Luis de Aragua, en el bar «Gallegos».

Ese mismo año, asistió para la entrega del premio «El Estoque de Plata» del diario «Meridiano» al novillero Rafael Pirela, entregado por el Sr. Martín De Armas, en «La Casa Grande».

Observando un encierro en el Nuevo Circo de Caracas, Venezuela, aparecen de izquierda a derecha: Nelson Arreaza, el Dr. Pepe Cabello, Víctor José López «El Vito» y los ganaderos Hugo Domingo Molina y Cayetano Pastor. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

Para celebrar el indulto del torero mexicano Adolfo Guzmán en Caracas, se reunieron en el popular Bar Restaurante «Cuchilleros» este grupo de selectos aficionados. Si iniciamos el recorrido por la parte derecha vemos al veterinario Manuel Zafrané; al Administrador General de la Ganadería «Bella Vista», J. J. Vallenilla; al periodista Víctor José López «El Vito»; Juanito Campuzano; Antonio Bordell; Luis Brito; Adolfo Guzmán; Manuel Vilches «Parrita» con sombrero ancho; el doctor Alberto Ramírez Avendaño co-propietario de la ganadería «Los Aranguez»; varios amigos más y el señor Omar Sánchez, apoderado del mexicano Guzmán que dicen tomará la alternativa en Venezuela para regresar a México de Matador de Toros. La reunión en «Cuchilleros» fue muy agradable y naturalmente, muy taurina. Foto: Moreno. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Un significado especial para mi persona tuvo una corrida celebrada, el 10 de noviembre de 1973, en el Nuevo Circo de Caracas que pude presenciar de niño, a la edad de 8 años. Integraron el cartel el español Pedro Gutiérrez Moya «Niño de la Capea», el mexicano Manolo Martínez y el venezolano Carlos Málaga «El Sol», lidiando toros de «Bella Vista». La recuerdo con cariño, porque correspondió a Víctor José López «El Vito» hacer la crónica, que fue publicada en la revista «El Ruedo» de Madrid, España. En ella incluyó una fotografía de nosotros, acompañada por una bonita referencia hacia nuestra familia. En la gráfica señaló: «Entre los asistentes a la corrida, don Florencio Gómez Núñez, hijo del recordado General Juan Vicente Gómez, que en 1933 importó por vez primera a Venezuela toros bravos de España. Le acompañan los miembros de su familia».  

Crónica de la corrida celebrada en el Nuevo Circo de Caracas, Venezuela, el 10 de noviembre de 1973, escrita por Víctor José López «El Vito», publicada en la Revista «El Ruedo» de Madrid, España. Arriba, a la derecha: El diestro mexicano Manolo Martínez. Abajo, de izquierda a derecha: Mi madre, Rosa Elena Gómez Arráiz, Rafael Dupouy Gómez con ocho años de edad, mi abuelo Florencio Gómez Núñez y mi hermano Juan Florencio Dupouy Gómez con sombrero, presentes en la corrida. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En el mes de abril de 1975, bajo la dirección de Víctor José López «El Vito», fue publicada su revista quincenal «A los Toros».

El 8 de mayo de 1975, en Caracas, «El Vito» estuvo presente en el acto de firma del Acta Constitutiva de la Federación de Entidades Taurinas de Venezuela, junto a Antonio Aragón, Guzmán Ramírez y el Dr. Hermágoras Aguiar, entre otros.

Rodeados de periodistas aparecen los representantes de Venezuela ante la Asamblea de Entidades Taurinas de España, luego de firmada el Acta Constitutiva. De izquierda a derecha: Guzmán Ramírez, Ángel Luis Omaña, Eduardo Arroyo Lazo, don Antonio Aragón, Antonio De Gregorio, Víctor José López «El Vito», Juan Fernández Moreno y Enrique Rodríguez Salcedo. Foto: Obertein. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En 1976, los aficionados venezolanos Tobías Uribe, Raúl Izquierdo y Víctor José López «El Vito» se presentaron en un Festival Taurino en la plaza de toros «Antonio Velázquez» de Ciudad de México, invitados por el aficionado práctico mexicano Roberto Morales, quien fue el máximo triunfador de la tarde, al cortar dos orejas. Los aficionados venezolanos fueron premiados cada uno, con una oreja.

En 1976, la Peña Taurina «Eleazar Sananes» realizó una Cena Homenaje a Curro Girón, en el restaurante «El Hostal de La Castellana», en Caracas. El Presidente, Sr. Antonio Martínez le entregó a Francisco «Curro» Girón Díaz una placa en su honor. «El Vito» estuvo presente junto a su señora.

En la cena homenaje ofrecida por la Peña Taurina «Eleazar Sananes», el diario «Meridiano», le hizo entrega del «Meridiano de Oro» en su especialidad a Curro Girón, con motivo del 20° Aniversario de su Alternativa. La codiciada placa fue entregada por el crítico taurino de dicho matutino, Víctor José López «El Vito», al diestro venezolano de dinastía. Foto: Moreno. Año 1976. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Víctor José López «El Vito», nos regaló el libro «Don José, el de los toros. Retrato concluso de Pepe Alameda», a quien conoció y admiraba profundamente. El cronista nos lo dedicó: «A los hermanos Dupouy Gómez una torerísima semblanza del más grande de los cronistas taurinos. Atentamente, su amigo Víctor José López «El Vito» en nombre de José Ramón Garmabella, su autor». (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En 1977, «El Vito» asistió al acto de inscripción de la ganadería «La Carbonera», del propietario José Fabio Grisolía, ubicada en Mérida, durante una Junta Directiva de la Asociación Venezolana de Criadores de Toros de Lidia.

El año 1978, Víctor José López «El Vito» recibió el Premio «Mergenthaler».

Obtuvo el Premio SIP Sociedad Interamericana de Prensa en reconocimiento a su calidad periodística en 1978.

En la Peña «Eleazar Sananes» de Caracas, Venezuela, recibió muchas distinciones, apareciendo en el Boletín Gráfico mensual «Sanluqueño», en julio de 1978. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

El 7 de abril de 1979, se realizó en la Maestranza de Maracay «César Girón» un Festival Taurino, donde participaron Antonio Arteaga «Arteaguita», Raúl Izquierdo, Tobías Uribe, Jesús Nieves, Víctor José López «El Vito» y Curro Polo. «El Vito» fue ovacionado en su trasteo.

El 4 de noviembre de 1979, en la Monumental de Valencia, Venezuela, se llevó a cabo la tercera corrida de Feria de La Naranja que presenció «El Vito» en compañía del distinguido conferencista español don Alfonso Navalón, crítico taurino del diario «Pueblo».

En un festival taurino, de izquierda a derecha: Luis de Aragua, Víctor José López «El Vito» y Antonio Chenel «Antoñete». (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 23 de marzo de 1980, participó en la plaza de toros Monumental de San Cristóbal, Venezuela, en un Festival Taurino a beneficio de Marco Tulio Guerrero. «El Vito» alternó con Adolfo Rojas, Arturo Magaña y Curro Zambrano, lidiándose novillos de «Tarapío», «Bella Vista» y «Rancho Grande». 

Dedicatorias de sus libros a mi abuelo. A la izquierda: «Caracas, 22 de agosto de 1993. A don Florencio Gómez Núñez, fundador de la «Fragua de Toreros». Atentamente, Víctor José López «El Vito». A la derecha: «Con gran admiración y afecto a don Florencio Gómez Núñez, factor fundamental de la cría del toro bravo en Venezuela. Víctor José López «El Vito». Año 1990″. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En 1983, con motivo del 50° Aniversario de la Maestranza «César Girón» de Maracay, Víctor José López «El Vito», visitó a mi abuelo Florencio Gómez Núñez en su casa para consultar y recopilar información testimonial y fotográfica para su libro «Fragua de Toreros», en donde realizó un magnífico trabajo sobre la historia del bello coso de Calicanto al que tanto admiraba y los toreros aragϋeños que surgieron de esa cantera taurina.   

En el año 1985, Víctor José López «El Vito», participó en la serie «La Tauromaquia» dedicada a Venezuela, realizada por el periodista Joaquín Jesús Gordillo para la Televisión Española (TVE). Esa interesante serie ganó el Premio «Ondas» en España. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

Víctor José López «El Vito» y Federico Núñez en 1991, realizaron el programa «Tertulia Taurina», transmitido por Radio Sensación de Caracas, Venezuela. Conservamos muy especialmente, en nuestros archivos taurinos, su tertulia sobre Manolo Bienvenida y «Manolete», en donde dedicaron su recuerdo a mi abuelo Florencio Gómez Núñez y al gran cronista Oswaldo Pérez Esteves.

Arriba: «El Vito» publicó una foto de Rafael y su hermano Miguel Dupouy Gómez en el diario «Meridiano», el 14 de marzo de 1995 con la siguiente leyenda: «Los nietos de don Florencio Gómez Núñez, fundador de la ganadería brava venezolana, asistieron a la inauguración de la temporada en El Cortijo Santa Marta. Muchos buenos aficionados se dieron cita en Charallave». Abajo: El destacado cronista publicó una foto de mi sobrino en el diario «Meridiano», el 11 de junio de 1997, con la siguiente nota: 

«Se llama Juan Manuel y es tataranieto del General Juan Vicente Gómez, quien sembró de plazas de toros y ganaderías bravas al país a principios de siglo. Bisnieto de don Florencio Gómez Núñez, fundador de la Ganadería de Lidia en Venezuela. Juan Manuel Dupouy no falla en su barrera cada domingo en el Nuevo Circo y es uno de los nuevos aficionados formados en el surco de la siembra de la Empresa Gaprofica. No ha sido vano el esfuerzo». (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 4 de Febrero de 2001, cuando participé en la exposición colectiva titulada: «Toros y Toreros» en la Galería «Apeirón», ubicada en la Urbanización Las Mercedes, en Caracas, Venezuela, muy amablemente Víctor José López «El Vito», reseñó:

«Rafael Dupouy Gómez, joven artista caraqueño, ha realizado hermosos óleos sobre temas de la fiesta brava, de toros y de toreros, como razón del fervor que siente Dupouy por la más hermosa de las fiestas. La reunión de las hermosas obras de Rafael será un grato motivo para congregar a la familia taurina caraqueña, alrededor de una importante muestra pictórica».

Víctor José López «El Vito».

(Publicado en el diario «Meridiano», 3 de febrero de 2001). 

El aficionado Rafael Dupouy, autor del retrato de «Espartaco», cuando le hizo entrega de su obra al maestro sevillano. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

«El joven aficionado y artista plástico Rafael Dupouy Gómez, gran aficionado taurino, le obsequió un retrato al maestro Juan Antonio Ruiz «Espartaco». Nos manifestó Rafael que «es mi manera de reconocer su jerarquía como artista, quien recientemente fue premiado con la Medalla de Oro de Las Bellas Artes por Su Majestad Juan Carlos Rey de España». Dupouy Gómez es nieto de don Florencio Gómez Núñez, uno de los padres de la Aviación Militar de Venezuela, fundador de la ganadería brava nacional, destacado taurino y proyectista de la joya arquitectónica de la Plaza de Toros «César Girón» de Maracay, obra cumbre del maestro de la Arquitectura mundial, Carlos Raúl Villanueva».

Víctor José López «El Vito».

(Publicado en el diario «Meridiano», el 25 de noviembre de 2004). 

El 2 de enero de 1996, Víctor José López «El Vito», publicó en el diario «Meridiano» la triste noticia del fallecimiento de mi muy querido abuelo Florencio Gómez Núñez, ocurrida el 31 de diciembre de 1995. Diez años después, el 31 de diciembre de 2005, muy amablemente, publicó un escrito de mi autoría con motivo del décimo aniversario de su fallecimiento, titulado «Homenaje a la memoria de un abuelo excepcional».

Dos sentidas publicaciones de Víctor José López «El Vito», dedicadas a mi abuelo. A la izquierda, su artículo con el titular «Murió Don Florencio Gómez, el más importante taurino venezolano», publicado en el diario «Meridiano», el 2 de enero de 1996. A la derecha, mi escrito: «Homenaje a la memoria de un abuelo excepcional», publicado en el mismo diario, el 31 de diciembre de 2005. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

«El Vito», escribió una cariñosa introducción expresando lo siguiente:

«Hoy se cumplen diez años de la desaparición de don Florencio Gómez Núñez, fundador, junto a su hermano Juan Vicente, de la ganadería brava en Venezuela. Fue, además don Florencio, impulsor del desarrollo de la Fiesta Brava en el país. A los hermanos Gómez le debemos la siembra de la Fiesta en todo el territorio nacional, no sólo con la cosecha del toro bravo, sino con la construcción de plazas de toros como lo fueron el Nuevo Circo de Caracas, la Maestranza de Maracay y el Nuevo Circo de La Victoria, y estimularon la construcción de Arenas de Valencia, Plaza de Toros de Maiquetía, Circo Monedero en Ciudad Bolívar y muchos otros cosos donde creció la semilla del toreo con sus temporadas y escuelas taurinas.

Sin embargo lo más hermoso que creó don Florencio fueron el jardín de su familia, su hija Rosa Elena y sus nietos, Juan Florencio, Rafael y Miguel, y la flor de la amistad, regada con sabiduría y bondad por los caminos de la vida. Su vida, el cariño que por él sintieron sus nietos, no puede expresarse mejor que como lo hace Rafael Dupouy Gómez, uno de sus queridos vástagos, en su artículo «Homenaje a la memoria de un abuelo excepcional» y que en estas páginas donde hemos reconocido al taurino en casi cuatro décadas de nuestra existencia hoy queremos rendirle homenaje en la pluma y tinta de sus nietos».

Víctor José López «El Vito».

(Publicado en el diario «Meridiano», el 31 de diciembre de 2005). 

HABLANDO DE BÉISBOL

A Víctor José López «El Vito», le gustaban mucho los deportes. Mis hermanos y yo compartimos amenas y agradables tertulias cuando nos encontrábamos en los toros o en algún acto en el que coincidíamos. El béisbol le apasionaba y siempre nos consultaba y preguntaba anécdotas de los inicios de la pelota aragüeña sobre los equipos fundados por los hermanos Gómez, el famoso «Concordia» en La Victoria de Gonzalo Gómez y el «Maracay, B.B.C.» de Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez.   

En una ocasión, cuando mis hermanos y yo viajamos para ver el Juego de Estrellas, en la ciudad de Atlanta, U.S.A., celebrado el 11 de julio del año 2000, en el estadio Turner Field, «El Vito» se interesó y publicó nuestra experiencia vivida en su columna «Sin Paralelo» del diario «Meridiano», el domingo 30 de julio de 2000, escribiendo una breve introducción sobre nuestro escrito, señaló:

LOS HERMANOS DUPOUY GÓMEZ, mis buenos amigos Juan Florencio, Rafael y Miguel, viajaron a Atlanta para gozar del Juego de las Estrellas del béisbol de grandes ligas.

Una experiencia inolvidable y envidiable la de los nietos de don Florencio Gómez Núñez, el «padre de la ganadería brava venezolana» que también sembró el béisbol en el surco del deporte venezolano.

   Víctor José López «El Vito»

(Columna «Sin Paralelo». Diario «Meridiano» de Caracas, Venezuela, el domingo 30 de julio del año 2000).

Víctor José, era fanático de los Leones del Caracas y en el fútbol español, era partidario del Atlético de Madrid, es decir, «Colchonero».

Cuando comenzaron por cable las retransmisiones de las corridas de toros en directo por la Televisión Española (TVE), mis hermanos y yo invitamos a «El Vito» para que disfrutara una corrida y conociera nuestro rincón taurino lleno de historia y entrañables recuerdos que pudo apreciar, sintiéndose muy agradecido.

Observando nuestras fotografías taurinas, le llamó mucho la atención una del valeroso diestro mexicano Antonio Velázquez, dedicada a mi abuelo Florencio y nos contó una curiosa anécdota que no conocíamos y es la siguiente:

Antonio Velázquez, ofreció un ágape a un grupo de amigos en su casa y quiso el destino que entre los asistentes, estuviera presente Víctor José López «El Vito» siendo testigo del trágico momento cuando, de manera accidental, perdió la vida el torero azteca, el 15 de octubre de 1969, en su residencia en Polanco, Ciudad de México. Aquella agradable y apacible tarde, entre los amigos reunidos, también se encontraba presente el matador de toros venezolano Carlos Málaga «El Sol».

Al concluir el ágape, Antonio Velázquez invitó al grupo para que vieran las obras que realizaba en su casa. Subieron, acompañándolo al segundo piso y nadie, a ciencia cierta, podía explicarse lo que sorpresivamente sucedió. El hecho es que Velázquez, perdió el equilibrio y resbaló, cayendo al vacío, golpeándose fuertemente en el piso, consiguiendo así una muerte casi instantánea.

Muy lamentable fue su fallecimiento, ocurrido de esa manera tan impredecible, incongruente e ilógica, después de entregarse tantas tardes demostrando su arrojo y valor por los ruedos del mundo.

En el año 2010, asistimos mi hermano Miguel y yo, a un homenaje que se le hizo a Víctor José López «El Vito», en el restaurante «La Castañuela», en Caracas. El orador de orden fue el simpático periodista deportivo, José Visconti. El matador de toros venezolano Erick Cortez, le obsequió un bonito poema que escribió y leyó con afecto al homenajeado.

CĺRCULO DE AMIGOS DE LA DINASTÍA BIENVENIDA PRESENTA UN DOCUMENTAL SOBRE SU PRESENCIA EN VENEZUELA

Bautizo del documental «Los Bienvenida en Venezuela. Huella indeleble en el corazón de una dinastía», realizado por los Hnos. Dupouy Gómez. De izquierda a derecha: Juan Florencio Dupouy Gómez, Rafael Dupouy Gómez, Rosa Elena Gómez Arráiz, Miguel Dupouy Gómez y el destacado cronista taurino Víctor José López «El Vito» en el Restaurante «La Castañuela», sede de la «Peña Taurina Aficionados de Caracas», el 27 de julio de 2010. Acto organizado por el «Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida», Capítulo Caracas, Venezuela. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Con arenas del Calicanto bautizaron

«La dinastía Bienvenida en Venezuela». 

(Por: «EL VITO»)

«Rosa Elena Gómez, hija de don Florencio Gómez Núñez, escoltada por sus tres hijos, Juan Florencio, Rafael y Miguel, procedió a regar con arena del Calicanto, piso del ruedo de la Maestranza de Maracay, el documental realizado por los nietos de don Florencio sobre La dinastía Bienvenida en Venezuela. Fue la apertura del acto en La Castañuela, organizado por el Capítulo Caracas del «Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida» en unión de la «Peña Taurina Aficionados de Caracas», reunión que sirvió de marco y pretexto para dar a conocer este valioso documento para la historia taurina y política de la nación.

Nelson Hernández, presidente del Capítulo Caracas, junto a los doctores Nilson Guerra y Enrique Barrios Barrios se encargaron del riguroso protocolo que ordenó la realización de los actos.

Vale señalar los valores de excelencia y exactitud revelados por el valioso documental, que además de narrar los hechos que relacionan a la Dinastía Bienvenida con Venezuela introduce a los aficionados a lo que ha sido en la historia el aporte de los toreros que tras la huella del banderillero extremeño Manuel Mejías Luján, honrando el nombre de Bienvenida, han hecho a la más hermosa de las fiestas que hoy se encuentra herida y dolida por la pérdida de su Barcelona querida.

Los primeros compases de tan sentido concierto de emociones fueron las palmas a las cerradas ovaciones dedicadas por el pleno de asistentes al matador de toros César Faraco, torero venezolano forjado en la Casa Bienvenida a la vera de Ángel Luis y Juanito, bajo la supervisión de Pepe y de Antonio pero conducido por don Manuel Mejías Rapela, «El Papa Negro».

Rafael Enrique Casals y Vicente Lozano Rivas, dos grandes aficionados, junto a una larga lista de taurinos, revivieron las emociones de la primera época del Maracay taurino y del histórico trajinar por los ruedos del mundo de las monteras de la famosa dinastía».

(Publicado por Víctor José López «El Vito», el 29 de julio de 2010). 

De izquierda a derecha: El Dr. Enrique Barrios Barrios, Rafael Dupouy Gómez, el Dr. Miguel Guía Mijares y Víctor José López «El Vito» en «La Castañuela», el 27 de julio de 2010, durante la proyección del documental sobre la dinastía Bienvenida en Venezuela. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Víctor José López «El Vito» y el maestro César Faraco, luego de finalizada la proyección del documental sobre la dinastía Bienvenida en Venezuela, realizado por los Hnos. Dupouy Gómez. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Víctor José López «El Vito», observando por segunda vez, el documental «Los Bienvenida en Venezuela. Huella indeleble en el corazón de una dinastía», realizado por los Hnos. Dupouy Gómez, en la cordial recepción ofrecida por el Círculo Bienvenida, Capítulo de Caracas, a los amigos de la sede española don Juan Lamarca y Javier Hurtado, en el salón del afamado Restaurante «Briago Café», situado en la capital venezolana de Prados del Este. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El año 2011, en la plaza Arroyo, de México, D.F. se le brindó un bonito y emotivo homenaje al periodista y cronista taurino venezolano Víctor José López «El Vito», quien dio una vuelta al ruedo entre aplausos y vítores de la afición azteca.

Se realizó un Festival Taurino para dar inicio a la temporada mexicana.

Luego de la lidia del primer eral, «El Vito» dio la vuelta al ruedo, acompañado de varios matadores amigos que le quisieron expresar su gratitud. Entre ellos, se encontraban Raúl García, Eloy Cavazos, Tomás Arellano «Juan Diego», Mariano Ramos, Manolo Arruza, Jorge Gutiérrez, Arturo Magaña, Alfredo Gómez «El Brillante», Antonio Urrutia, Alejandro Silveti, Miguel Reyes «El Biafra» y el venezolano Leonardo Benítez, Juan Salvador, Atanasio Velázquez, Ricardo González «El Arriero» y José Miguel Parra. También estuvo presente, el apoderado venezolano Rafael Báez, así como varios ganaderos aztecas.

Actuaron esa tarde, Juan Pablo Llaguno, quien fue el que estuvo mejor y Sebastián Palomo, ante tres erales de Jorge de Haro, que se lidiaron a la usanza portuguesa. 

Tuve la gran satisfacción de colaborar con Víctor José López «El Vito», aportándole datos históricos y fotografías para complementar su excelente artículo titulado «Guayabita, Hierro prócer de Venezuela», publicado en la prestigiosa revista taurina española «6 Toros 6», el 11 de septiembre de 2012. 

Artículo publicado por Víctor José López «El Vito» en la revista taurina española «6 Toros 6», N° 950, el  11 de septiembre de 2012. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Señaló «El Vito» en su artículo:

Esfuerzo único en la historia del toreo en América, pues si México, Colombia, Ecuador y el Perú invirtieron tiempo y dinero en la importación de ganado de lidia, no hubo hasta la fecha un proyecto tan amplio como el que hizo la familia Gómez en Venezuela. El General Juan Vicente Gómez, Presidente de los Estados Unidos de Venezuela. Bajo su administración se sembró definitivamente la fiesta de los toros en el país. Construyó plazas de toros, fundó ganaderías para la lidia del toro criollo y realizó la importación más ambiciosa que conozca la historia de la Fiesta de los toros en América, la ganadería de «Guayabita». Belmonte les dijo a los hermanos Gómez Núñez que si de verdad pretendían ser ganaderos debían hacer el esfuerzo y traer de España una ganadería completa. El trianero, junto a Cañero, contactaron con los ganaderos cordobeses Pallarés Delsors, que vendían la ganadería. Además de las 180 vacas y 12 padres que compraron a los hermanos Luis y José Pallarés, Juan Belmonte regaló a la familia Gómez Núñez otras 25 vacas de Gamero Cívico y un toro de Miura, que estuvo padreando en la ganadería de «Guayabita». El «Papa Negro», sus hijos Manolo y Pepe Bienvenida, el célebre «Chicuelo», Pepe Gallardo, Vicente Barrera, «Carnicerito» de México, Nicanor Villalta, «Maravilla», David Liceaga, «Chiquito de la Audiencia»…Eran algunos de los matadores invitados a las fiestas camperas de «Guayabita».  

(Extracto del artículo publicado por Víctor José López «El Vito» en la revista taurina española «6 Toros 6», N° 950, el  11 de septiembre de 2012). 

Sobre mi artículo «La Afición Taurina de Arturo Uslar Pietri», publicado en mi blog «Historias Taurinas», comentó:

«Magnífico relato de un gran aficionado a otro buen aficionado. Un relato que humaniza, aún más del caudal de humanismo que guarda en su genio Uslar Pietri, y le hace justicia a la hermosa fiesta de los toros. Felicito a Rafael Dupouy Gómez por este y otros trabajos que bien merecen ser reunidos en un libro. Libro necesario para los venezolanos y para hacer justicia con letras de la historia nuestra».

Víctor José López «El Vito», 23 de julio de 2014. 

(Por: «EL VITO»)

«Una muy cariñosa reseña de la visita de casi 60 venezolanos a la ciudad de Madrid, es la que hizo el programa «Tendido Cero» de Televisión Española en su mundialmente seguido programa de noticias y reportajes taurinos.

El destacado comunicador Javier Hurtado, en compañía de Belén Plaza, Carlos Ruiz Villasuso y Federico Arnaz, éste último conductor del espacio, le dedican un buen tiempo a saludar la presencia criolla en la Plaza de Las Ventas, Sala Bienvenida, donde los distintos capítulos del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida de Venezuela, presentaron a sus hermosas reinas, y agradecieron las atenciones de los aficionados españoles.

Uno de los regalos que Venezuela le llevó a la afición de España, fue el estupendo documental realizado por los hermanos Dupouy Gómez, los muy apreciados nietos del siempre recordado don Florencio Gómez Núñez. Se trata de la presencia de los Bienvenida en Venezuela. Regalo de los hermanos Dupouy Gómez que agradecemos profundamente en nombre de nuestros lectores, un trabajo rebosante de cariño, venezolanismo, torería y amistad».

Víctor José López «EL VITO».

(Publicado, el 3 de junio de 2011, en el blog «A los Toros»).

http://elvitoalostoros.blogspot.com/2011_06_03_archive.html 

El maestro Curro Vázquez, José Carlos Arévalo, «El Vito», Alberto Ramírez Avendaño y Paco Aguado en el Mesón de La Dolores, Madrid. (Foto: blog elvitoalostoros).

En su blog taurino «A los Toros», publicó un interesante artículo, el 29 de marzo de 2022, titulado «En la búsqueda de la ruta de «Rubito» en Madrid», señalando:

En España Eleazar Sananes hizo su presentación como novillero en la Plaza de La Carretera de Aragón en Madrid el 6 de abril de 1922. Repitió con ganado del Duque de Tovar con el histórico Nicanor Villalta en el cartel junto a Fausto Barajas el 2 de mayo. Novillada en la que triunfó con salida a hombros.

Cuenta el apreciado amigo, buen aficionado y entendido historiador taurino Rafael Dupouy Gómez: «Después de demostrar en ruedos españoles todo aquello que habían visto asombrados, el célebre crítico taurino Gregorio Corrochano, manifestó su impresión sobre Eleazar Sananes “Rubito”, señalando: «En tierras de América ha nacido un gran torero».

Víctor José López «El Vito».

http://www.venezuelataurina.com/2022/03/en-la-busqueda-de-la-ruta-de-rubito-en.html 

SU ÚLTIMA ENTREVISTA EN SAN CRISTÓBAL

Feria Internacional de San Sebastián 2023. Aparecen de izquierda a derecha: César Omaña, Saúl Uzcátegui, Víctor José López «El Vito» y Guillermo Rodríguez. Foto: M. Ordóñez. (Cortesía: Venezuela Taurina).

Durante la Feria Internacional de San Sebastián en la ciudad de San Cristóbal, Estado Táchira, Víctor José López «El Vito», acudió siendo esta la última vez que el cronista taurino venezolano, presenció las corridas en la plaza de toros Monumental «Hugo Domingo Molina». En esa oportunidad logró entrevistarlo el amigo cronista taurino César Omaña, el 26 de enero de 2023.

Omaña, director de la magnífica página web «Venezuela Taurina», entre otras cosas, le preguntó:

Maestro. ¿Qué se siente recordar tantas corridas que usted presenció en esta plaza? ¿Qué recuerdos saltan a primera vista? ¿Qué tiempos inolvidables usted puede recordar en este momento que pueda dar a conocer a la afición que escucha esta conversación?

«Son muchas las cosas que yo recuerdo. Lo primero que me viene a la mente, la faena del toro «Vanidoso» de «Bella Vista». Aquel toro siempre ha estado presente en mi vida profesional como periodista y como taurino. Ustedes lo recordarán, porque tiene una placa aquí. Lo lidió Joselito López. Pero el toro lo ví yo con un hijo del General Juan Vicente Gómez, don Florencio Gómez, uno al lado del otro, y él me hablaba de los esfuerzos que se hicieron para traer los toros y fundar la ganadería de «Guayabita». Ese es uno de los recuerdos grandes que yo tengo». 

He querido dedicar este artículo a la memoria del fraternal amigo Víctor José López «El Vito», prestigioso cronista taurino de larga trayectoria, quien enalteció con su talento, conocimiento y desmedida afición, los valores de la Fiesta Brava nacional e internacional.

En nombre de la familia Dupouy Gómez, sentimos mucho su partida, enviándole nuestras condolencias a sus hijas, Ana María López de Korin y María Gabriela López Yanes, su nieta Emiliana, demás familiares y amigos.

Paz a su alma.  

Rafael Dupouy Gómez

OBITUARIO 


Read Morehttp://www.venezuelataurina.com/