MÁS NOTICIAS

Francisco Montero Galvache a Antoñete

 

Atezael toreo, lo envina.
lo ensolera  y va y lo mete
tan en arte, que Antoñete
viene a ser como una mina
cuyo filón no termina
O una inagotable pluma
que texto a texto consuma.
ese increíble poema
del torear, cuando a crema
sube su golosa espuma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te gusta esta tauroweb? Síguenos!

RSS
Síguenos por Email
A %d blogueros les gusta esto: